Cierre Contable y Fiscal

Llegan las prisas.

Las amortizaciones del inmovilizado.

Recientemente se han producido modificaciones legislativas en relación con las amortizaciones del inmovilizado, fundamentalmente en el marco de la reforma del Reglamento del Impuesto de Sociedades. Estas modificaciones son de aplicación: unas para ejercicios económicos iniciados a partirde 1-1-2009, y otras para los ejercicios iniciados a partir de 1-1-2008; por ello consideramos de utilidad recoger una guía que pueda ser una referencia en el planteamiento y cálculo de las amortizaciones

75075_2441

Amortización de elementos patrimoniales del inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias: normas comunes.   

  • Se considerará que la depreciación de los elementos patrimoniales del inmovilizado material, intangible e inversiones inmobiliarias es efectiva cuando sea el resultado de aplicar alguno de los métodos previstos en el apartado 1 del artículo 11 de la Ley del Impuesto (véase el detalle aquí). 
  • Será amortizable el precio de adquisición o coste de producción, excluido, en su caso, el valor residual. Cuando se trate de edificaciones, no será amortizable la parte del precio de adquisición correspondiente al valor del suelo excluidos, en su caso, los costes de rehabilitación. Cuando no se conozca el valor del suelo se calculará prorrateando el precio de adquisición entre los valores catastrales del suelo y de la construcción en el año de adquisición. No obstante, el sujeto pasivo podrá utilizar un criterio de distribución del precio de adquisición diferente, cuando se pruebe que dicho criterio se fundamenta en el valor normal de mercado del suelo y de la construcción en el año de adquisición. 
  • La amortización se practicará elemento por elemento. Cuando se trate de elementos patrimoniales de naturaleza análoga o sometidos a un similar grado de utilización, la amortización podrá practicarse sobre el conjunto de ellos, siempre que en todo momento pueda conocerse la parte de la amortización acumulada correspondiente a cada elemento patrimonial. Las instalaciones técnicas podrán constituir un único elemento susceptible de amortización. Se considerarán instalaciones técnicas las unidades complejas de uso especializado en el proceso productivo que comprenden edificaciones, maquinaria, material, piezas o elementos, incluidos los sistemas informáticos que, aun siendo separables por su naturaleza, están ligados de forma definitiva para su funcionamiento y sometidos al mismo ritmo de amortización, así como los repuestos o recambios válidos exclusivamente para este tipo de instalaciones. 
  • Los elementos patrimoniales del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias empezarán a amortizarse desde su puesta en condiciones de funcionamiento y los del inmovilizado intangible desde el momento en que estén en condiciones de producir ingresos. Los elementos patrimoniales del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias deberán amortizarse dentro del período de su vida útil, entendiéndose por tal el período en que, según el método de amortización adoptado, debe quedar totalmente cubierto su valor, excluido el valor residual, excepto que dicho período exceda del período concesional, caso de activos sometidos a reversión, donde el límite anual máximo se calculará atendiendo a este último período. Los costes relacionados con grandes reparaciones se amortizarán durante el período que medie hasta la gran reparación. Tratándose de elementos patrimoniales del inmovilizado intangible su vida útil será el período durante el cual se espera, razonablemente, que produzcan ingresos.
  • Para un mismo elemento patrimonial no podrán aplicarse, ni simultánea ni sucesivamente, distintos métodos de amortización. No obstante, en casos excepcionales que se indicarán y se justificarán en la memoria de las cuentas anuales, podrá aplicarse un método de amortización distinto del que se venía aplicando, dentro de los previstos en este capítulo.
  • Cuando las renovaciones, ampliaciones o mejoras de los elementos patrimoniales del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias se incorporen a dicho inmovilizado, el importe de las mismas se amortizará durante los períodos impositivos que resten para completar la vida útil de los referidos elementos patrimoniales. A tal efecto, se imputará a cada período impositivo el resultado de aplicar al importe de las renovaciones, ampliaciones o mejoras el coeficiente resultante de dividir la amortización contabilizada del elemento patrimonial practicada en cada período impositivo, en la medida en que se corresponda con la depreciación efectiva, entre el valor contable que dicho elemento patrimonial tenía al inicio del período impositivo en el que se realizaron las operaciones de renovación, ampliación o mejora. 
  • Las reglas del apartado anterior también se aplicarán en el supuesto de revalorizaciones contables realizadas en virtud de normas legales o reglamentarias que obliguen a incluir su importe en el resultado contable.
  • En los supuestos de fusión, escisión, total y parcial, y aportación, deberá proseguirse para cada elemento patrimonial adquirido el método de amortización a que estaba sujeto, excepto si el sujeto pasivo prefiere aplicar a los mismos su propio método de amortización, para lo cual deberá formular un plan de amortización, en los términos previstos en el artículo 5 del Reglamento (ver detalle aquí).
  • Las normas relativas a la amortización de los elementos actualizados de acuerdo con lo previsto en las leyes de regularización o actualización continuarán siendo aplicables hasta la extinción de la vida útil de los mismos. 
 Libertad de amortización con mantenimiento de empleo. 

Las inversiones en elementos nuevos del inmovilizado material y de las inversiones inmobiliarias afectos a actividades económicas, puestos a disposición del sujeto pasivo en los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009 y 2010, podrán ser amortizados libremente siempre que, durante los veinticuatro meses siguientes a la fecha de inicio del período impositivo en que los elementos adquiridos entren en funcionamiento, la plantilla media total de la entidad se mantenga respecto de la plantilla media de los doce meses anteriores. 

La deducción no estará condicionada a su imputación contable en la cuenta de pérdidas y ganancias. Este régimen también se aplicará a dichas inversiones realizadas mediante contratos de arrendamiento financiero que cumplan las condiciones establecidas en el artículo 115 de esta Ley, por sujetos pasivos que determinen su base imponible por el régimen de estimación directa, a condición de que se ejercite la opción de compra.

Lo establecido en el apartado anterior no será de aplicación a las inversiones cuya puesta a disposición tenga lugar dentro de los períodos impositivos establecidos en dicho apartado, que correspondan a elementos nuevos encargados en virtud de contratos de ejecución de obras o proyectos de inversión cuyo período de ejecución, en ambos casos, requiera un plazo superior a dos años entre la fecha de encargo o de inicio de la inversión y la fecha de su puesta a disposición o en funcionamiento. No obstante, en estos casos, la libertad de amortización a que se refiere el apartado anterior se aplicará exclusivamente sobre la inversión en curso realizada dentro de los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009 y 2010.3. Tratándose de inversiones correspondientes a elementos encargados en virtud de contratos de ejecución de obras o proyectos de inversión cuyo período de ejecución, en ambos casos, requiera un plazo superior a dos años entre la fecha de encargo o de inicio de la inversión y la fecha de su puesta a disposición o en funcionamiento, aunque éstas últimas se produzcan con posterioridad a los períodos indicados en el apartado primero, la libertad de amortización se aplicará exclusivamente sobre la inversión en curso realizada dentro de los períodos impositivos iniciados dentro de los años 2009 y 2010.
Con efectos para los períodos impositivos que se inicien a partir del 1 de enero de 2008.

1. Tratándose de elementos patrimoniales del inmovilizado material e inversiones inmobiliarias que se adquieran usados, es decir, que no sean puestos en condiciones de funcionamiento por primera vez, el cálculo de la amortización se efectuará de acuerdo con los siguientes criterios:   

  • Sobre el precio de adquisición, hasta el límite resultante de multiplicar por 2 la cantidad derivada de aplicar el coeficiente de amortización lineal máximo.
  • Si se conoce el precio de adquisición o coste de producción originario, éste podrá ser tomado como base para la aplicación del coeficiente de amortización lineal máximo.
  • Si no se conoce el precio de adquisición o coste de producción originario, el sujeto pasivo podrá determinar aquél pericialmente. Establecido dicho precio de adquisición o coste de producción se procederá de acuerdo con lo previsto en la letra anterior. 
  • A los efectos de este apartado no se considerarán como elementos patrimoniales usados los edificios cuya antigüedad sea inferior a diez años.
2. Los sujetos pasivos podrán proponer a la Administración tributaria un plan para la amortización de los elementos patrimoniales del inmovilizado material, intangible o inversiones inmobiliarias.

Imagen: latercera

 

22/01/2009 Publicado por | 1ª Aplicación del P.G.C., agencia tributaria, Balance, Cierre contable, Cierre fiscal, Impuesto de Sociedades, P.G.C., Pérdidas y Ganancias | , , , , , , , , , , | 4 comentarios

Cierre contable-mercantil y fiscal (I): Una visión conjunta.

images-1

Hemos comentado en alguna ocasión que la cuesta de enero en los departamentos contables-fiscales de las empresas se acentúa, cada año más. En este cierre de 2008, además de la reiterada implantación del nuevo plan general de contabilidad se producen, al menos, las siguientes circunstancias de interés:

1. Formulación, aprobación y depósito de las nuevas Cuentas Anuales:

  • En la aprobación y depósito no existen apenas modificaciones, manteniéndose los plazos como podemos observar en la figura siguiente:

cua2

  • En caso de que el cierre no coincida con el año natural, se siguen manteniendo las fechas de aprobación de las cuentas anuales en los seis meses posteriores a la fecha del cierre del ejercicio y depositarlas en el Registro Mercantil durante los 30 días siguientes a su aprobación.
  • En relación con la formulación de las Cuentas Anuales con el nuevo Plan:
    • Se incorporan dos nuevos documentos: El Estado de Cambios en el Patrimonio Neto y El Estado de Flujos de Efectivo.
    • En relación con los anteriores documentos: Balance, Pérdidas y Ganancias y Memoria,
      • Se modifican los formatos y la configuración conceptual y, sobre todo, valorativa del Balance y de la Cuenta de Pérdidas y Ganancias.
        • Se incrementa considerablemente el contenido de la Memoria y, en particular, en este ejercicio de 2008, por ser el tránsito del viejo al nuevo plan habrá que explicitar en la Memoria  sus aspectos más relevantes y, en cualquier caso la conciliación del patrimonio neto.
    • Comprobación y adecuación, en su caso, la incidencia de las últimas modificaciones legislativas, fundamentalmente, la relativa al patrimonio neto (en el marco del llamado rescate inmobiliario) para analizar la repercusión de los desfases patrimoniales.

2. Implicaciones de la entrada del P.G.C. en el cierre de 2008.  Las más interesantes podrían ser:

noticia84a

  • La amortización del fondo de comercio seguirá siendo deducible fiscalmente pero no en el ámbito contable. En este último ámbito habrá que tener en cuenta las reglas del deterioro.
  • Desaparición de algunos activos y pasivos  (gastos de establecimiento, gastos diferidos, ingresos a distribuir en varios ejercicios, etc.) no permitidos por el nuevo Plan.
  • Registro de los nuevos activos y pasivos cuyo reconocimiento exige el nuevo Plan (provisiones por desmantelamiento o retiro, créditos fiscales -no activados- arrendamientos financieros reclasificados como financieros, etc).
  • Reclasificación y valoración de los elementos patrimoniales de acuerdo con los criterios del nuevo plan (impuesto sobre beneficios anticipados, inversiones financieras -disponibles para la venta-, arrendamiento financiero, etc.)
  • Distinción entre permutas comerciales y no comerciales.
  • Ajustes fiscales de la 1ª aplicación del Plan, puesto que la incidencia fiscal de la aplicación del Plan no es tan neutra como se anunció en su momento, permitiendo la legislación la integración del efecto del nuevo Plan en tres periodos impositivos.  Es decir, si el efecto se puede fraccionar, debe de ser que sí que hay efecto.
  • Modificaciones en el registro contable del gasto por el Impuesto sobre Sociedades  y en la liquidación del mismo ante la Agencia Tributaria.
  • Las operaciones con instrumentos de patrimonio propio (acciones propias) no tienen incidencia fiscal y contablemente suponen aumentos o disminuciones del patrimonio neto (partidas de reservas). 

3. Novedades relevantes en la liquidación fiscal del ejercicio 2008:

at

  • Reducción del tipo de gravamen para las sociedades. Las empresas que facturen más de ocho millones de euros, es decir, las no catalogadas de reducida dimensión, disfrutarán en la liquidación del 2008,  de un tipo de gravamen del 30%. Recordemos que a las de reducida dimensión ya se les aplicó al iniciar 2007 los cinco puntos de rebaja de una sola vez, luego se mantiene en 2008 el mismo tipo, esto es, el 25% sobre los primeros 120.240,41 euros de base imponible y el 30% sobre el resto. 
  • Menores deducciones. Algunas deducciones se rebajan también gradualmente. No es el caso de la deducción por reinversión de beneficios extraordinarios que se mantiene en el 12% como en 2007. Sin embargo, por actividades exportadoras, la deducción baja del 12% al 9% y por actividades de I+D  unas deducciones que varían en función de la aplicación del coeficiente de abatimiento aplicable a 2008. 
  • Se actualizan los coeficientes correctores para la transmisión de inmuebles. 
  • Habría que recordar que las reformas introducidas por el Real Decreto 1973/2008 de modificación del Reglamento del Impuesto sobre Sociedades, en el que se regulan las obligaciones de documentación de operaciones vinculadas, no serán de aplicación al ejercicio 2008, son obligaciones que tendrán efectividad a partir de Febrero de 2009.
  • Se ha suprimido el Impuesto sobre el Patrimonio. Más exactamente se suprime el gravamen, sin eliminar el Impuesto. La Ley 4/2008 ha introducido una bonificación del 100% de la cuota, tanto para los sujetos pasivos por obligación personal, como los de obligación real.  Tampoco existirá la obligación de declarar. El artículo tercero de la citada Ley deroga diversos artículos de la Ley del Impuesto sobre el Patrimonio, entre ellos, el que establecía la obligación de declarar. Todo ello con efectos 1 de Enero de 2008.

10/01/2009 Publicado por | 1ª Aplicación del P.G.C., Balance, Cierre contable, Cierre fiscal, Estado de Cambios en el Patrimonio Neto (ECPN), Estado de Flujos de Efectivo (EFE), Impuesto de Sociedades, Memoria, P.G.C., Pérdidas y Ganancias | , , , , , , , | Deja un comentario

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.